Storytelling y Aplicaciones Móviles

Storytelling

Os voy a contar una historia real. En mi vida profesional he hecho muchísimas presentaciones en público (proyectos, productos, de empresa y modelos de negocio, más o menos técnicas…). Pero entre todas ellas e independientemente de los contenidos, hubo una en la que causé especial sensación. Utilicé una anécdota personal como trasfondo. Al contar una historia cercana con la que cualquiera se podía identificar, conseguí la empatía del público, logré conectar con ellos de un modo que nunca había logrado.

Storytelling y Marketing

El término storytelling nos lleva directamente a comunicar contando historias. Es así de simple y, como muchos otros han dicho antes que yo, en comunicación, la simplicidad es la máxima sofisticación.

El storytelling tiene multitud de ventajas cuando se aplica al contexto del marketing, principalmente porque te permite conectar tu audiencia (al igual que pude hacerlo yo en aquella presentación). Basta una pequeña búsqueda en Google para darse cuenta: genera empatía, confianza, nos permite llegar a través de las emociones; el hecho de contar con un hilo conductor ayuda a que sea fácil de recordar (y de volver a contar); nos permite contextualizar los datos que queremos transmitir; y por qué no, nos encantan las historias, una buena historia tiene un valor incalculable.

Storytelling y Aplicaciones Móviles

El storytelling puede ser aplicado al marketing, a transmedia o a cualquier otro sector. En todos ellos, compartirá una necesidad: el medio a través del cual contamos nuestra historia. Un folleto, un libro, un post en una web, un anucio de televisión…

En mi empresa creemos que se pueden contar buenas historias través del móvil: juntamos por tanto storytelling y aplicaciones móviles. En nuestro caso, hacemos uso del motor Ubiplay Engine para crear aplicaciones móviles muy del estilo de los libro-juegos (o incluso los juegos de rol), con un hilo conductor bien definido. Permitimos a los usuarios (o jugadores) participar activamente en el desarrollo de cada historia, para convertirlos en protagonistas y no en simples lectores. Esto permite conectar con el usuario; conectar con mi audiencia, igual que el día que hice una presentación contando mis anécdotas.

Enlazar escenas a través de retos

Voy a ilustrar con un ejemplo los pasos que seguimos para crear una aplicación móvil con nuestro motor:

Preparamos el guión de la historia

El primer paso es elaborar el guión de la historia. Ya hemos escrito sobre esto en nuestro post “¿Cómo preparar un guión para un libro-juego interactivo?“. A esto habrá que añadir la creación de cualquier tipo de ilustraciones, sonidos y/o vídeos con los que queramos adornar nuestra historia.

Creador de aventuras de Ubiplay

A continuación, trasladamos la historia al motor a través de nuestra interfaz web. Lo único que tenemos que hacer es enlazar contenidos a través de retos.

ubiplay-engine-grafo

Interfaz del creador. Cada nodo del grafo representa una pantalla en la aplicación móvil, o una escena en la historia que vamos a contar.

ubiplay-engine-contenidos-i18n

Los contenidos se añaden en la misma web (texto, imágenes, vídeos…). En cualquier idioma, la app móvil detectará el idioma automáticamente.

ubiplay-engine-interacciones

Las pantallas o escenas se enlazan a través de retos que se presentan al usuario, que tendrá que realizar diferentes acciones para pasar de una pantalla a otra.

¡Listo! App móvil lista para distribuir

Es todo lo que necesitamos. Nuestra app móvil ya estaría lista. Se adapta a los contenidos y a los diferentes tipos de interacciones, sin tocar una sola línea de código. A continuación ilustro el ejemplo con capturas de pantalla de nuestro próximo demostrador, “La Caperucita Roja”, un libro-juego basado en el clásico popularizado por los hermanos Grimm. En este libro-juego, el lector puede participar activamente en la historia tomando decisiones, andando, corriendo, luchando… y en función de lo que haga, podrá llegar a diferentes finales:

app-movil-tomar-decisiones

Tomar decisiones simples, que permiten bifurcar la historia.

app-movil-andar

Pedir al usuario que camine. Interacciones del mundo real.

app-movil-azar

Juegos de azar, para añadir aleatoriedad a la historia.

app-movil-comentarios

Pedir al usuario que haga comentarios.

app-movil-correr

Pedir al usuario que corra. ¿Qué tal algo de ejercicio?

app-movil-escanear-qr

El usuario debe escanear un código QR en particular, o siguiendo un patrón.

app-movil-luchar

Pelear contra un personaje virtual (o contra otro usuario).

app-movil-mochila

Utilizar objetos de una mochila, al más puro estilo rolero.

app-movil-feedback

Recibir feedback contextualizado en cada acción.

Y no es todo, también se pueden añadir interacciones o retos del tipo “Ir a una localización concreta“, “Escapar de una localización concreta“, “Acercarse a un dispositivo iBeacon“, “Compartir una foto” o incluso superar retos sólo a determinadas horas o en determinados días.

Así, enlazando escenas a través de retos o interacciones, logramos construir una historia que podemos hacer llegar a nuestra audiencia en forma de aplicación móvil.

Conclusión

Una aplicación como esta podría ser utilizada como campaña de marketing para el lanzamiento de un libro o de una película… Imaginaos la mítica gymkhana de la película “La Jungla de Cristal III” (el juego “Simon dice”), llevada a la vida real y en las localizaciones reales donde se grabó la película. O imaginaos a los chavales jugando a ser Harry Potter por su ciudad.

Un caso más sencillo: una tienda de moda podría esconder prendas virtuales a lo largo y ancho de una ciudad, de tal modo que quien las encuentre en el juego, consigue una prenda real. Una búsqueda del tesoro a través de apps móviles, con una buena historia de fondo: ¿qué mejor campaña de marketing?

O en el caso del turismo: qué pena visitar un lugar, buscar en Google y encontrar datos y más datos. ¿Qué tal una visita al más puro estilo de CSI Miami, resolviendo un crimen que te lleva por lugares de interés turístico? ¿A caso un hotel no podría ofrecer esto a sus clientes?

El storytelling es una herramienta de comunicación consagrada, pero que acepta nuevos formatos para emitir el mensaje. Como vemos, hoy en día también disponemos de medios para contar historias en las que nuestra audiencia no es pasiva, puede participar activamente. Utiliza todas las herramientas que estén a tu alcance para conectar con tu público. Aquí te propongo una muy concreta: cuenta historias que lleven tu marca utilizando nuestro motor de aventuras, Ubiplay Engine.

 

Leave a Reply